Beneficios del vino para la salud y la cocina

por

Sírvete una copa y aprende los beneficios para la salud de beber vino y lo que hay que saber para cocinar con este tipo de alcohol. ¡Salud!

beneficios del vino 1

Parece que cada semana sale a la luz un nuevo estudio sobre las diversas propiedades saludables (o la falta de ellas) del vino. ¿Un vaso de vino al día? ¡Saludable para el corazón! ¿Más de unos vasos de vino a la semana? Ahora tienes más riesgo de padecer ciertos cánceres. Pero con diversos estudios y variables, el jurado sigue deliberando sobre los beneficios del vino para la salud.

Así que, de entrada: el alcohol, en cualquiera de sus formas, no es un producto saludable. Puede venir en combinación con otros compuestos e ingredientes que sí lo son, añadiendo otros beneficios, pero por sí sola, una bebida alcohólica no se considera “sana”, per se. Pero si se consume con moderación, como muchas otras cosas, puede formar parte de un estilo de vida sano. Los que beben vino, en particular, saben que un buen maridaje realza enormemente el sabor y la experiencia de una comida especial.

beneficios del vino 2

Tinto frente a blanco

Hay algunos vinos que son mejores para ti que otros, dependiendo de cuáles sean tus necesidades. En general, los vinos con menos alcohol suelen tener menos azúcar, por lo que son mejores para quienes vigilan los índices glucémicos. Los vinos más dulces tendrán más azúcares residuales que imparten el sabor.

Los vinos con mucho alcohol, comparados con los bajos, tendrán más calorías. El porcentaje de alcohol por volumen (ABV) de la etiqueta del vino indica la cantidad por botella, que va desde un bajo 9% hasta el 17% de los vinos secos. El ABV puede ayudar a predecir las calorías por copa de vino.

Los vinos blancos también tienen niveles de histamina más bajos que los tintos, por lo que las personas sensibles a la histamina pueden optar por una botella de vino blanco en lugar de un vino más oscuro. Pero los vinos tintos tienen mayores concentraciones de polifenoles saludables, como el resveratrol, al que se atribuyen propiedades cardiosaludables y preventivas del cáncer.

Vinos naturales

Los vinos ecológicos también están ganando popularidad. Las uvas cultivadas con métodos de agricultura ecológica o biodinámica y elaboradas con un contenido bajo o nulo de sulfitos añadidos están de moda, y a menudo se habla de ellas bajo el término “vino natural”.

Otra ventaja es que los vinos naturales también están libres de los más de 200 aditivos que es legal añadir al vino para mejorar el color, la estructura, la textura y la conservación. También suelen basarse en la fermentación espontánea, lo que significa que no se añade azúcar para iniciar el proceso de fermentación, lo que da lugar a vinos con menos azúcar y alcohol.

beneficios del vino 3

Cómo se elabora el vino

Al mirar una estantería de vinos, en general, encontrarás tres colores de vino: blanco, rosado y tinto.

  • El vino blanco se elabora con uvas blancas o rojas a las que se ha quitado completamente la piel.
  • El rosado se elabora con una mezcla de uvas rojas y blancas que permanecen poco tiempo en los hollejos, lo que les confiere taninos, color y sabor.
  • El vino tinto se elabora con uvas tintas que suelen tener cierto “contacto con la piel”.

También hay vinos anaranjados, elaborados con vinos blancos que permanecen un tiempo en la piel, lo que confiere al vino un tono anaranjado y un perfil de sabor complejo. La cantidad de tiempo que pasa en los hollejos y el tipo de uva utilizada, así como dónde se cultiva, influyen mucho en el sabor, la textura y otras propiedades.

Cocinar con vino

En general, cocinar con vino significa que quieres añadir color y profundidad a tu plato. Mantente alejado de los vinos de postre o espumosos, excepto cuando prepares algo especialmente sabroso o dulce, como una vinagreta de champán. En general, debes ceñirte a los vinos secos o con menos azúcar, a menos que la receta lo exija.

Algunas buenas variedades de vino que tienden a dar vinos más secos son: Pinot Grigio, Sauvignon Blanc y Chardonnay para los blancos, y Chianti, Cabernet Sauvignon y Sangiovese para los tintos. Las rosas incluirán uvas tintas y blancas, así que busca las que incluyan esas variedades.

En general, cocina con vinos que beberías: hay muchos vinos baratos adecuados para ambos fines. Mantente alejado de los “vinos de cocina” que venden en las tiendas. Suelen estar cargados de sodio y ser de muy baja calidad.

La ternera, el cordero y la caza suelen cocinarse con vino tinto, mientras que las aves, la pasta y el pescado se cocinan con vino blanco. Los rosados pueden ir con todo, para aligerar un plato de carne pesado o añadir un toque extra a un plato de pollo.

Recetas que puedes probar

 | Web

Hola, soy Ana, un apasionado/a de la cocina y el arte de crear platos extraordinarios. En Freson Rebelde, comparto mi amor por la comida, explorando sabores audaces y fusionando ingredientes de manera innovadora. Sígueme en esta emocionante aventura culinaria y descubre cómo despertar tu lado más rebelde en la cocina. ¡Prepárate para disfrutar de deliciosas experiencias gastronómicas! 🍽️🍓 https://fresonrebelde.top/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Freson Rebelde.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.