Zanahorias 101: Tipos y beneficios

por

Puede que tus padres te sobornaran para que comieras zanahorias de niño, pero ahora que tú mandas en tu propia cocina, puede que tengas una opinión distinta de esta vibrante verdura.

zanahorias 7

Las zanahorias pueden aportar mucho color y sabor a tu rotación de recetas. Son dulces, lo que hace que ingredientes como el sirope de arce y el azúcar moreno sean complementos perfectos, pero también tienen una cualidad amarga sorprendentemente deliciosa que le va muy bien al vinagre balsámico o a una simple mezcla de sal y pimienta.

Puedes cortarlas en dados, en rodajas, picarlas, espiralizarlas y mucho más. Siempre puedes contar con las zanahorias -ya sean congeladas, frescas o enlatadas- cuando necesites subir la apuesta en una comida. Aportan nutrientes y sabor a la mesa. Aprendamos un poco más sobre ellas, ¿vale?

zanahorias 5

Cómo se cultivan las zanahorias

Encontrarás zanahorias en las tiendas todo el año. El otoño es su temporada alta, pero también están listas para recoger en primavera. Una vez plantadas, tardan de 2 a 4 meses en madurar. Los expertos han rastreado sus orígenes hasta el año 3000 a.C. en Irán y Afganistán, pero no fue hasta el siglo XVII cuando las zanahorias empezaron a parecerse a la verdura naranja que vemos hoy en los supermercados. Antes de eso, las zanahorias lucían una piel morada (también puedes encontrar zanahorias blancas, amarillas y rojas).

Tipos de zanahorias

Se dice que cuando las zanahorias moradas sufrieron una mutación genética, ésta hizo que perdieran su color y revelaran un núcleo naranja. Fue entonces cuando nació (¿creció?) la zanahoria naranja que conocemos y amamos. Pero incluso más allá de la variedad de color, hay varios tipos de zanahorias.

  • Las zanahorias Imperator y Danver son las zanahorias cónicas que sueles ver en las tiendas.
  • Las Nantes son zanahorias más cortas y cilíndricas.
  • Las mini zanahorias son esas monadas que nos gusta mojar.
  • Las zanahorias Chantenay son zanahorias cortas, con forma de cono.

Beneficios para la salud

El betacaroteno, que tu cuerpo convierte en vitamina A, es el nutriente estrella de las zanahorias, de ahí que sean buenas para la vista. Las zanahorias también tienen dosis saludables de vitaminas B y C, y contienen pectato cálcico, que puede ayudar a reducir el colesterol (y también es lo que hace que las verduras sean más crujientes).

Nutrición de la zanahoria

Según la base de datos de nutrientes del USDA, 1 taza de zanahorias cortadas en rodajas contiene

  • 50 calorías
  • 1,13 gramos de proteínas
  • 3,4 gramos de fibra
  • 0,3 gramos de grasa
  • 5,78 gramos de azúcar
zanahorias 6

¿Qué tienen de malo las zanahorias?

Aunque ofrece toneladas de nutrición, el betacaroteno tiene un posible efecto secundario: la carotenemia. Suena peligroso, pero lo único que significa realmente es que tu piel puede volverse ligeramente amarillenta si consumes demasiado. Desaparecerá cuando disminuyas su consumo.

Selección y almacenamiento

Antes de guardar las zanahorias enteras, corta las partes superiores verdes y guárdalas por separado si piensas cocinar con ellas (o simplemente tíralas o compónlas). Los tallos tienden a acaparar la hidratación. Puedes guardar las zanahorias en una bolsa de plástico sin cerrar o al baño maría durante varias semanas en el frigorífico. Cuando compres zanahorias, busca tallos firmes. Están pasados si tienen partes blandas.

Cómo cocinar las zanahorias

Cocer las zanahorias libera más betacaroteno, lo que las hace más densas en nutrientes una vez calentadas. Por suerte, hay muchas formas de cocinar zanahorias. Pueden ir solas o complementar otros ingredientes.

  • Asadas: Asar las zanahorias realza su sabor dulce. Contienen azúcares naturales y no necesitan mucho sabor adicional. Sal, pimienta y un poco de mantequilla son perfectos. Precúbrelas en papel de aluminio, destapa y termina la cocción destapado para que adquieran un bonito color marrón.
  • Escaldadas y glaseadas: Añade zanahorias cortadas en rodajas al agua hirviendo durante unos minutos hasta que estén tiernas. Retíralas del agua y cuécelas en un glaseado de mantequilla (a mí me gusta añadir zumo de limón y sirope de arce, pero puedes ser creativo).
  • En espiral: Quedan muy bien con el calabacín y la calabaza espiralizados. Ásalos y cúbrelos con una salsa de yogur y aguacate para hacer una ensalada de verduras. También cubro los fideos vegetales cocidos con gambas picantes.
  • En dados o picados: Añádelos a salteados y sopas.
  • Ralladas o en rodajas finas: Las zanahorias añaden un toque crujiente a las ensaladas, la ensalada de col y los platos de fideos.
 | Web

Hola, soy Ana, un apasionado/a de la cocina y el arte de crear platos extraordinarios. En Freson Rebelde, comparto mi amor por la comida, explorando sabores audaces y fusionando ingredientes de manera innovadora. Sígueme en esta emocionante aventura culinaria y descubre cómo despertar tu lado más rebelde en la cocina. ¡Prepárate para disfrutar de deliciosas experiencias gastronómicas! 🍽️🍓 https://fresonrebelde.top/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Freson Rebelde.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.